Tuesday, January 28, 2014

Protep cofinancia proyectos para conservar especies en la Biosfera del Río Plátano

La Tribuna
En gran parte de nuestro mundo, la existencia de un paraíso natural propicia la llegada de visitantes, científicos y turistas a un país, pero en Honduras es diferente.
Aunque las Naciones Unidas, a través de la Unesco, declararon la Reserva del Hombre y Biosfera del Río Plátano (RHBRP) en el año 1982 “Patrimonio de la Humanidad”, la destrucción y el deterioro de este tesoro natural sigue avanzando.
La iguana verde
Desde su inicio en el año 2010, la filosofía del Proyecto de Ordenamiento Territorial Comunal y Protección del Medio Ambiente en Río Plátano (Protep) ha sido una actuación integral.
El trabajo principal de este proyecto, ejecutado por el Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF) y apoyado por la Cooperación Financiera Alemana a través del Banco de Desarrollo KfW, es la realización de un barrido catastral como base para la regularización de la tierra.
En las zonas de amortiguamiento y cultural de la Biosfera del Río Plátano, se han impulsado acciones que promueven el fortalecimiento municipal y de organizaciones locales, un sistema de monitoreo de la biodiversidad (llamado Simoni) y el cofinanciamiento de proyectos de inversión de apoyo.
Recientemente el Protep, en el marco del componente III sobre proyectos de inversión, aprobó un nuevo proyecto. “Esta nueva iniciativa se dirige a la conservación de animales en peligro de extinción, el fortalecimiento técnico de las organizaciones comunitarias de Ibans y Plaplaya para la protección, conservación y manejo de la iguana verde y tortugas marinas en la Biosfera del Río Plátano”, relató Carlos Pineda, coordinador nacional del Protep.
El crecimiento demográfico de los asentamientos y la constante deforestación de los manglares y bosques en la Biosfera del Río Plátano, han ocasionado un aumento de la vulnerabilidad de los ecosistemas y, principalmente, la reducción de la fauna. Particularmente la iguana verde y varios tipos de tortugas marítimas son especies en alto riesgo y en peligro de extinción.
Paradójicamente son los seres humanos los que amenazan la existencia de estos animales. “La iguana verde además de ser presa de la fauna depredadora dentro de la cadena alimenticia, se considera de especial importancia en la dieta alimenticia de la etnia miskita”.
Por tal razón, las comunidades realizan la cacería de carne y huevos de la iguana verde, ocasionando una fuerte reducción de la población de esta especie en varias zonas de la Biosfera del Río Plátano.

No comments:

Post a Comment